Departamento de Filosofía del IES Doña Jimena (Gijón)

La técnica y los cambios sociales

¿Cómo se despertaba la gente cuando no había despertadores?

La invención del despertador se atribuye a un relojero del siglo XVIII que debía levantarse a las cuatro de la mañana

La cuestión nos lleva a preguntarnos sobre el origen de nuestra obsesión con medir los tiempos


¿Acaso los relojes no miden el tiempo?
Sin lugar a dudas, miden algo.
Pero ese algo no es, hablando con rigor, un tiempo invisible,
sino algo muy concreto: una jornada laboral, un eclipse de luna
o el que un corredor emplea para recorrer 100 metros.
(Norbert Elías, El tiempo)
Los internautas se preguntan cómo se despertaba la gente cuando no existían los despertadores. Una curiosidad del todo lógica, teniendo en cuenta su invención relativamente reciente. Según consta, en 1787 el relojero Levi Hutchins ‑movido no solo por el ingenio, sino por los imperativos de su oficio-, añadió un mecanismo de apariencia trivial a la manecilla pequeña de su reloj que activaba una campanilla cuando llegaba a una hora determinada: mientras sus coetáneos se levantaban con la salida del sol, el señor Levi debía hacerlo a las 4 de la mañana, lo que obviamente le impedía valerse para estos fines de la luz del astro rey.
Sigue leyendo en ...