Departamento de Filosofía del IES Doña Jimena (Gijón)

Inmortalidad, pregúnteme cómo


¿Quién quiere vivir eternamente?, algo que ya se preguntó en su momento el guitarrista Brian May al recibir el encargo de componer el tema principal de la banda sonora de 'Los inmortales' en 1986. Una cuestión metafísica y casi obsesiva a lo largo de la historia de la humanidad que ahora destinará cinco millones de dólares a estudiar si es posible o si merece la pena semejante obsesión.
El destinatario de semejante cantidad será un profesor de Filosofía de laUniversidad de California Riverside, John Martin Fischer, bombardeado con todo tipo de mensajes y peticiones de curiosos desde que se corrió la voz de que le habían concedido semejante beca.
Con esos millones ya ha confirmado que no se dedicará a atender casos de fantasmas y posibles reencarnaciones, sino a identificar y dirigir a un grupo de científicos que arrojen luz sobre la cuestión, sobre si el hombre puede aspirar a la vida eterna en este mundo o en otro posterior y de si merece la pena que esa opción, con los muchos avances de la medicina, llegue algún día a cristalizar, vivir de forma indefinida.